así funciona el bitcoin

¿No lo sabías? Así funciona el Bitcoin

 Bitcoin es una moneda digital que ha ganado popularidad rápidamente ya que resuelve muchos de los problemas de otras formas de moneda. Es creada y mantenida electrónicamente y puede ser utilizada para comprar bienes y servicios o transferir dinero en todo el mundo. Bitcoin es la primera moneda en ser aceptada en todo el mundo, no tiene ningún tipo de cambio, no tiene mínimos, no tiene límites y no requiere de una cuenta bancaria.

A diferencia de cualquier sistema de pago tradicional, Bitcoin es revolucionario porque no está controlado por ningún gobierno. Esta designación permite el logro de posibilidades que han sido hasta ahora inalcanzables en el mundo de las finanzas.

Es decir, debido a que ninguna autoridad central es responsable de Bitcoin, no puede ser devaluado, controlado o utilizado como una herramienta política. Puesto que  así funciona elBitcoin mediante un red peer-to-peer, no hay ninguna necesidad de un tercero o “intermediario” para facilitar las transacciones entre un comprador y un vendedor.

Así funciona el Bitcoin

En vez de una autoridad central, la red de transacciones de Bitcoin consiste de computadoras dispersas alrededor del mundo corriendo el software de Bitcoin, que opera el protocolo para la administración de las transacciones. Ese software puede ser descargado y ejecutado por cualquier persona y cualquier computadora que corra el software puede unirse a la red. Cada computadora en la red también mantiene una copia del libro de contabilidad público universal, conocido como “block chain”.

La manera en que la red guarda la información y transfiere valor entre los usuarios es nueva y muy diferente de la forma en que lo hacen, por ejemplo, los bancos, por lo que van apareciendo constantemente nuevas aplicaciones para esta red. La manera en que funciona la red es tan nueva, que incluso es capaz de conseguir que todos los ordenadores de la red se pongan ellos solos de acuerdo sobre qué transferencias son válidas y se dan por ejecutadas, que es lo que hace que estos movimientos sean tan rápidos en comparación con el tiempo que tarda en moverse el dinero a través de los bancos hoy en día.

Bitcoin tiene un valor por defecto, aceptado por todos los que participan en la red. No tiene respaldo en Oro ni en ninguna otra moneda tradicional reconocida en el mundo.

¿Cómo conseguir Bitcoin?

Existen tres formas de conseguir o comprar Bitcoins. La primera, y más sencilla, es accediendo a alguno de los mercados de Bitcoin que permiten intercambiar dinero convencional por Bitcoin.

Otra forma es el intercambio de bienes con otros usuarios, es decir, la compra/venta de toda la vida pero pagando con Bitcoins. La última es la “minería”. Esta práctica consiste en utilizar parte de los recursos de nuestro ordenador en la resolución de problemas matemáticos extremadamente complejos a cambio de Bitcoins.

¿Dónde se guardan los bitcoins?

A pesar de que es innecesario saber esto para usar Bitcoin, es importante explicarlo para que cualquiera pueda hacerse una idea más precisa de su funcionamiento y sentirse así más familiarizado con este sistema.

Los Bitcoins que nosotros recibamos en nuestra dirección Bitcoin no representan ningún archivo de nuestro ordenador, ningún metal, papel o cadena de texto, sino que en realidad se trata de un valor que nuestra dirección puede tener. De la misma manera que la cuenta de tu banco no representa dinero que está literalmente ahí, sino que es un valor que tu banco le da a tu cuenta.

A cada dirección le corresponde un valor que puede subir o bajar según las transacciones que realicemos. Aquí es cuando entra en funcionamiento la red “peer to peer”. Los nodos interconectados se encargan de registrar el nuevo valor de la dirección y difunden la información de dicha transacción por toda la red, quedando respaldada de forma inalterable gracias a un complejo sistema de seguridad criptográfico.

Este sistema resulta infranqueable y hace imposible cualquier tipo de trampa. Sin embargo y por esta misma razón, todas las transacciones son absolutamente públicas y transparentes, algo que en el sistema tradicional no ocurre. ¿Es eso malo? No, pues nadie conoce la identidad de la persona que hay detrás de la dirección usada (a menos que esta lo haga saber) y se preserva la privacidad de los usuarios. Para el resto de personas tu transacción será sólo un número, sin que sepan quién ha enviado o quién ha recibido el dinero. De esta manera se obtiene un sistema que no sólo es seguro a nivel informático sino también da confianza gracias a su transparencia inherente.

¿No lo sabías? Así funciona el Bitcoin
Valora este post
4

No hay comentarios

Deja una opinión o comentario