Regular las criptomonedas se ha hecho un tema controvertido, para muchos es necesaria, para otros es una forma de control, ¿cuál es la verdad?

¿Quiénes quieren regular las criptomonedas?

criptomonedas bitcoin

La naturaleza descentralizada de las Cryptos las convierte en el blanco de aquellos que son los encargados de crear leyes: los gobiernos.

Estos han hecho lo imposible por prohibirlas pero las monedas digitales se han vuelto tan importantes para las personas que solo queda un camino: regular las criptomonedas.

Países como India, Nigeria, Turquía y China se han propuesto regular las Cryptos a como dé lugar; China es la nación que más éxito ha tenido en domar a la revoltosa Bitcoin.

El gobierno chino controla la minería dentro de sus fronteras en un intento de frenar su independencia. 

Pero no solo es una amenaza para gobiernos, también para bancos y para el sistema financiero en general, que se verá obsoleto ante una tecnología mucho más avanzada.

Además, los actos delictivos de los hackers les da la excusa perfecta a los gobiernos para avanzar con una posible regulación e incluso prohibición de esta tecnología.

¿Entonces es mala idea regular a las criptomonedas? 

regular las criptomonedas

No precisamente, esta tecnología supone un avance financiero sin precedentes, pero la falta de una regulación adecuada no ha permitido que se complete su innovación.

Es algo que vemos en Bitcoin, que fue creada para un propósito, y no precisamente para ser la niña bonita en el mercado de criptodivisas, y ser vendida y comprada como un activo, enriqueciendo a inversores.

Aunque no está mal esta manera de ser usada por el público en general, el objetivo de BTC es ser una moneda de intercambio mucho más eficiente y segura.

Pero hay algo que no se puede negar, para bien o para mal las Cryptos son cada vez más importantes en nuestra vida diaria.

Valdría la pena regular las criptomonedas que en vez de coartar su naturaleza descentralizada proporcione seguridad y mayor confianza.

Los expertos han propuesto tres caminos para transitar hacia una regulación seria y responsable que beneficie a todos y no a solo un grupo poderoso.

1. Regulación moderada

La regulación extrema que quieren los gobiernos tiene un solo objetivo: control, que sería una medida menos violenta que prohibirlas, pero igual de coercitiva.

Esta habría sido una medida pertinente hace apenas un par de años, pero la tecnología ha hecho que los mercados tradicionales en general crezcan de forma vertiginosa, lo que hace que los reguladores descarten esa posibilidad.

2. Regulación desde el piso de arriba

Es decir, ir a la fuente del dilema, regular la industria de las Cryptos desde arriba, donde ya no sería necesario la consultoría de empresas que se especializan en el mundo Crypto.

De buenas a primera parece una buena opción, pero la tecnología Blockchain, que hace al sistema seguro y eficaz, quedaría vulnerable y limitada, no se podrían aprovechar sus beneficios.

3. Regulación mano a mano con la industria

Según los expertos, esta parece ser la mejor vía hacia una situación ventajosa para todos. Acá la regulación implica una asociación continua con la propia industria.

Desde esta perspectiva se crearían normativas proactivas orientadas a la innovación que permitirá el desarrollo del sector. 

La regulación de las criptomonedas es necesaria

regulación de criptomonedas necesaria

Es necesaria porque la industria dejó de ser un nicho para ciberpunks que querían ver un cambio.

Pero no imaginaron que hoy en día Bitcoin se convertiría en la niña bonita de los mercados globales. 

Es un sector que genera miles de millones de dólares y necesita ser regulado para evitar monopolios, estafas y todos aquellos efectos secundarios financieros de las grandes industrias.

Pero también es una forma de frenar el control de gobiernos y grandes instituciones financieras que preferirían borrar del mapa esta tecnología y volver al sistema tradicional.

Encontrando las lagunas y fricciones

Aunque suene contradictorio, los reguladores no son los mejores jueces para decir qué está bien o mal con las Cryptos.

Estas compañías no están metidas de lleno en la industria, para muchos expertos la tarea debería recaer en un intermediario.

Las empresas de Finanzas Centralizadas (CeFi) dan una solución provisional al ser un puente entre el sector tradicional y el aspecto normativo.

Además servirían para revisar la situación de las Finanzas Descentralizadas (DeFi), donde el intermediario es el propio software.

La volatilidad de las Cryptos también es una preocupación para tratarse bajo una normativa responsable.

En general hay muchos beneficios al trabajar en un mercado regulado para que siga innovando.

Regular las criptomonedas, de forma adecuada, crearía un ambiente donde reine la sostenibilidad, seguridad de los fondos, innovación, lucha contra el blanqueo de dinero, entre muchos otros beneficios. 

Rate this post
Categorías: Criptomonedas