Satoshi Nakamoto, el genio que salió de las sombras

La incertidumbre reinó por varios años en torno a la verdadera identidad del ingenioso creador del bitcoin, Satoshi Nakamoto. Desde la llegada de la criptomoneda en 2009 fueron muchos los personajes vinculados a la creación de la plataforma del nuevo tipo de dinero. No fue sino hasta 2016 que se conoció su verdadera identidad.

Una entrevista publicada por BBC Mundo, el diario The Economist y la revista GQ, develó que se trataba de Craig Wright, un empresario y científico computacional australiano, poniéndole fin a los años de especulación sobre la persona que se ideó el sistema de la moneda digital. “Soy el principal conceptualizador (del bitcoin), pero otros me ayudaron”, reveló el empresario a los medios internacionales.

Satoshi mostró pruebas criptográficas

Para demostrar que en realidad era la mente detrás de la moneda virtual, Craig presentó llaves criptográficas de las primeras operaciones hechas con la moneda, durante la entrevista. “Estos son los lotes usados para enviar 10 bitcoins a Hal Finney en enero (de 2009), en la primera operación con bitcoins”, explicó el australiano al precisar que Finney es uno de los ingenieros y criptógrafos que ayudó a a crear el bitcoin.

La claves están inextricablemente vinculadas a bloques de bitcoins que se sabe fueron creados o “minados” por Satoshi Nakamoto, el nombre con que se identificaba el creador de la moneda.

Sin embargo, hay quienes dudan de su identidad y piden más pruebas para quedar plenamente convencidos. Poco después de la revelación, Gavin Andresen, el jefe científico de la Fundación Bitcoin, publicó un blog respaldando la afirmación. “Creo que Craig Steven Wright es la persona que inventó el bitcoin”, escribió. Bitcoin es una moneda digital que se puede transferir entre teléfonos inteligentes o dispositivos informáticos para pagar compras de cualquier tipo –en tiendas que la acepten como moneda– a servicios.

Satoshi presionado a mostrarse

El australiano tomó la decisión de darse a conocer para “dispersar cualquier mito negativo y temores” sobre esta forma de pago virtual. Opositores a esta moneda aseguran que es utilizada para negocios que implican negocios de tráfico ilegal e incluso hay países que evalúan darle un marco legal a su utilización.

Nombres relacionados a Satoshi

Ante el anonimato del experto muchos nombres surgieron para darle acabar con la sombra de Satoshi Nakamoto, entre ellos:

Michael Clear, un estudiante de criptografía del Trinity College de Dublín, el sociólogo, economista y también desarrollador de videojuegos finlandés Vili Lehdonvirta, así como Neal King, Vladimir Oksman y Charles Bry.

-Otros pensaban que se trataba de Martii Malmi, un desarrollador de Finlandia vinculado al desarrollo de bitcoin desde el principio, creando su interfaz de usuario.

Jed McCaleb, un amante de la cultura japonesa que vive allí y que creó Mt. Gox y cofundó Ripple y posteriormente Stellar.

-Otra teoría apuntaba a los científicos Donal O’Mahony y Michael Peirce, basándose en un artículo científico de los que son autores y que versa sobre pagos virtuales junto con Hitesh Tewari, basado en un libro que publicaron juntos.

Significado de Satoshi Nakamoto

En japonés, Satoshi significa “claridad de pensamiento” o “sabio. Naka significa “adentro – inside” o “relación” y moto es usado para describir “el origen” o “el fundamento.” Si se junta todo es “pensando con claridad dentro de los fundamentos”. No hay referencias a Satoshi Nakamoto fuera del contexto de Bitcoin.

Los bitcoins son aceptados como pago de una variedad de bienes y servicios, desde transferencias internacionales de dinero hasta extorsiones para recuperar datos encriptados por virus de computadora. Hay unos 15 millones de bitcoins en circulación. Su valor individual son unos US$449. Se cree que Satoshi Nakamoto ha acumulado aproximadamente un millón de bitcoins, lo que le daría casi US$450 millones si fueran convertidos a efectivo

Satoshi Nakamoto, el genio que salió de las sombras
Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *